Imagen

Día de muertos, goce de vivos

 

San Pedro Zictepec, Tenango del Valle, Méx.

Princesa de las calaveritas de azúcar

 

Para el mexicano la muerte es motivo de recuerdo, conmemoración -hasta veneración, dicha, duelo y alegría; de ella nos burlamos, con ella jugamos y hasta la retamos.

Al nacer es lo más seguro que tenemos; se convierte en destino: “dime cómo mueres y te diré cómo viviste”.

Sin ella no hay vida. La transformamos en calavera de azúcar, chocolate o amaranto. Dulce sabor del recuerdo de nuestro destino.

Temerarios con la muerte nos atrevemos a ponerle nombre, nuestro nombre, a la calaverita que obsequiamos.

Sin apanicarnos, retadores, cínicos juguetones le recreamos en versos que acusan, delatan, ironizan.

Recuerdo, mofa y risa nos permiten el juego de la vida-muerte que nutren las culturas mesoamericana y católica que se encuentran, comparten y enriquecen el vivir en torno a la muerte.

Por eso,  ¡en todo México el día de muertos es goce de vivos!

¡Que vivan “los muertos”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s